Buscar
  • Trip Tour Blog

Arbonaida Bar (Madrid)

Empezamos la sección de críticas gastronómicas haciendo una reseña sobre el Arbonaida Bar, que se encuentra ubicado en c/ Santiago, 11 (Madrid). Es la segunda vez que los visito y lo haría una tercera, cuarta, quinta vez... ¡sin dudarlo!


Esta vez fuimos a celebrar el cumpleaños de mi pareja con la familia y decidimos asistir a este local debido a que son amigos de mi cuñada y porque ofrecen un agradable ambiente, tienen un trato exquisito y divertido con el cliente y la comida está increíble.


Una de las cosas que más me llama la atención es que no sabría como definir el lugar pues no lo considero un restaurante, pero tampoco un bar, ni una cafetería, es una fusión de todo en un espacio breve pero que sin duda te va a brindar los servicios que necesites en cada momento . Lo que sin duda cabe destacar es que su decoración así como su carta son de espíritu andaluz.


Para el menú de la cena, decidimos que nos pusieran diferentes platos para probarlos entre todos, ya que de esta manera tendríamos mucha más variedad. Yo sinceramente lo agradezco pues es una oportunidad de poder probar varios platos y no quedarte con las ganas de haber comido otra cosa, pues ya os digo que una vez entras y empiezas a probar... ¡lo quieres todo!


Como es lo normal, para empezar pedimos las bebidas: cervezas, coca cola y agua. Con ellas nos trajeron un chupito de gazpacho de remolacha con semillas de amapola que es una total exquisitez y los primeros platos para probar que eran embutidos del pueblo del camarero (le pido disculpas pues no sé su nombre) y una tabla de queso de cabra.


El primer plato se componía de jamón ibérico, lomo ibérico y salchichón a cada cual mas bueno. El queso de cabra era de una especialidad que no recuerdo y era una pasada, de sabor intenso pero muy agradable al paladar.


Lo siguiente que nos trajeron para degustar fue un tartar de aguacate, tomate y cebolla. Mi impresión fue muy buena pues me pareció una manera de comer un plato fresco y saludable en otro formato, me recordaba al sabor del guacamole y se agradecía mucho tomar algo más ligero.


Para seguir nos trajeron una ensaladilla de langostinos que estaba también muy buena y es una manera innovador a de tomar ensaladilla y no quedarnos en los ingredientes de siempre y flamenquines cordobeses que eran realmente apetecibles y con un sabor muy casero.


Y ya por último antes del postre vinieron los platos estrella de la noche, raviolis de rabo de toro con puré de patatas y albóndigas de choco. De los raviolis tengo que decir que me han enamorado pues tenían el rabo guisado perfectamente, la carne se deshacía y el sabor era inmejorable. Las albóndigas de choco que iban acompañadas de salsa y arroz blanco estaban muy buenas pues te recordaban a un plato los de toda la vida.


De postre nos trajeron dos tipos de tarta: tarta de chocolate y cerveza negra y tarta de calabaza. Ambas son merecedoras de premio tanto por sabor, como por textura y presentación. Podríamos definirlo como dos delicias dulces que se funden en tu lengua y alegran tu paladar.


Realmente me parece un lugar merecedor de visitarlo al menos una vez en la vida, un lugar diferente donde disfrutar de una gastronomía andaluza a nivel gourmet.


El personal es sumamente agradable y correcto, las instalaciones son reducidas pero suficientes para crear un ambiente agradable y cercano. Un lugar donde disfrutar con la familia o amigos donde te sientes como en casa.


Mi más sincera enhorabuena a los dueños y trabajadores de este fantástico bar que sin duda visitaré en el futuro y recomendaré a mis contactos más cercanos.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo