Buscar
  • Trip Tour Blog

Como se celebra Halloween en diferentes países




El 31 de cada mes de octubre se celebra la noche de Halloween, una tradición abrazada por los países ingleses cuya influencia cada vez es más patente en el resto del mundo. Sin embargo, no siempre se trata del truco o trato ni los disfraces de Halloween que podemos ver en las películas, pues hay otros muchos países donde se practica esta tradición de forma diferente.


Halloween en México


Adquiere un toque diferente ya que también celebran el día de los muertos que festejan el 2 de noviembre.


Las calles se llenan de altares en honor a los seres queridos, calaveras y sobre todo, mucha comida, como los exquisitos tamales, realizados a base de maíz, o el pan de muerto que llena las panaderías desde meses antes a esta fecha.


Del 31 de octubre al 2 de noviembre, México se convertirá en una fiesta, sus calles se llenarán de color, música, puestos de comida y, sobre todo, muchas risas y buen humor. Una gran celebración, en la que las calabazas típicas de otros paí­ses apenas tienen espacio entre las calaveras.


El típico "truco o trato" lo sustituyen por "quinto para mi calavera" y los niños portan, en vez de dulces, huchas, en las que van depositando los donativos. Lo que en México no cambia son los disfraces típicos de esta fecha y, como en otros países del mundo, son habituales los de brujas, esqueletos o vampiros.


Como toda celebración mexicana que se precie, la comida adquiere un papel protagonista y en estas fechas los tamales son, sin duda, uno de los platos más reclamados. Realizado a base de maíz y envuelto en una hoja de plátano, puede ir acompañado por algún guiso de carne o de mermeladas, convirtiéndose así en un postre que también se acostumbra a comer el 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria.


Pero sin duda, uno no puede vivir en México y no atiborrarse del delicioso pan de muerto. Un bollo que solo se degusta en estas fechas y que puede ir cubierto por azúcar y estar relleno de chocolate, crema o nata. Una auténtica delicia que, en este mes, abarrota las panaderías de este país.


Halloween en Estados Unidos


Sin duda, el más conocido en todo el mundo. Empezando por la famosa calabaza de Halloween, que recibe el nombre de Jack Lantern y se ha convertido en todo un icono de cultura popular.


La noche de Halloween en USA es una fiesta que aprovechan adultos y niños por igual. Los más jóvenes salen por el vecindario en busca de dulces y caramelos con la frase de "truco o trato"  (que es la traducción literal de "trick or treat" y que en realidad significa "susto o dulce" y los adultos suelen quedarse en casa con una buena película de miedo o disfrutan de fiestas temáticas por la noche pero tanto grandes como pequeños coinciden en salir de casa con su disfraz de Halloween.


Otra de las costumbres más extendidas por Estados Unidos es la decoración de las casas. A los disfraces de Halloween hay que sumar una cantidad de objetos que sirven para recrear el espíritu de una noche terrorífica. Desde arañas con sus telas, las citadas calabazas de Halloween con velas en el interior a modo de iluminación, motivos góticos sacados de las películas de Tim Burton, la verdad es que hay un sinfín de posibilidades en cuanto a decoración. Aunque cada vez más, tanto familias como jóvenes apuestan por motivos temáticos que usan en la celebración de fiestas.


Otra opción para disfrutar de la noche de Halloween de manera más espectacular es en un parque temático. En Estados Unidos hay una excelente oferta de este tipo de parques, sobre todo en Orlando, destacando la fiesta que celebra el recomendable Universal Studios, con nada menos que 9 casas encantadas entre las que destacan las dedicadas a Freddy Krueger, Insidious y la serie de moda de zombies The Walking Dead.


En el Estado de Masachussets, muy cerca de Boston, se encuentra la ciudad de Salem, célebre por su historia relacionada con el ocultismo y la brujería. En el año 1692 tuvo lugar una famosa caza de brujas que acabaría juzgando y condenado a decenas de personas por brujería. Desde entonces Salem ha sido escenario de multitud de películas y una mina de oro en literatura relacionada con la magia y el horror.


Halloween en Irlanda


Comenzó hace casi 2000 años, aunque no se llamaba como tal, sino que era un ritual que recibía el nombre de Samhain. Se creía que la fecha del 31 de octubre era una especie de nexo con el mundo de los muertos y los celtas creaban este ritual para protegerse de los malos espíritus.


Al igual que en USA, en Irlanda no falta la famosa calabaza de Halloween ni los disfraces propios de la tradición y por supuesto, los niños salen en busca de dulces de casa en casa. Pero si algo predomina todaví­a del Samha en el Halloween Irlandés son las hogueras, que antiguamente se usaban para ahuyentar a los espíritus.


Halloween en Inglaterra


El Halloween inglés tiene pocas diferencias con respecto al americano o el irlandés. Pero si por algo se caracteriza es por la competitividad a la hora de disfrazarse. Es muy frecuente ver concursos a lo largo del país en los que se premia al mejor disfraz de Halloween.

Los más jóvenes juegan al famoso "trick or treat" o al típico Duck Apple, en el que los niños con los ojos vendados tienen que intentar capturar con la boca manzanas basadas en agua.


La comida es otra de las tradiciones que mantienen los ingleses el día de los muertos. Los restaurantes aprovechan la festividad para crear una carta con platos especiales. De esta manera podemos encontrar nombres terroríficos y creaciones curiosas como el pastel de calabaza de Halloween.


Lugares como el London Eye sirven como lugar de celebración de la Halloween Experience conviertiendose en toda una academia de brujas.


Halloween en Canadá


En Canadá se mantienen las tradiciones de los países anglosajones siendo muy similar al celebrado en el país vecino estados unidos. La pequeña diferencia radica en el modo de disfrazarse en Halloween. Los canadienses no son dados a recrear personajes muertos y los desfiles se parecen más a un carnaval tí­pico que a una noche de terror.


En Toronto se ofrece una serie de atracciones de lo más interesante, empezando por el Toronto Ghost Walk, que consiste en una visita guía de dos horas caminando por un tour ubicado en el centro de la ciudad (downtown) en el que relatan todos los momentos más oscuros y escalofriantes de la historia de la ciudad canadiense. 15 paradas a través de asesinatos, fantasmas célebres y lugares encantados.


Halloween en Japón


En Japón ocurre algo parecido a lo que vivimos en España, Halloween hasta hace unas décadas apenas se celebraba pero la pasión de los japoneses por el mundo occidental y la cultura estadounidense en particular han propiciado que la fecha del 31 de octubre sea motivo de celebración.


Los japoneses mantienen la tradición de disfrazarse y parte la decoración, solo que la hacen muy suya. No hay más que ver como diseñan ellos sus propias calabazas de Halloween que no se parecen demasiado al clásico Jack O Lantern. Con los disfraces, los japoneses también son diferentes y les preocupa más la originalidad que los motivos de terror. De esta manera, podemos decir una vez más que recuerda al concepto de carnaval. La cita más importante se da en Tokyo y se trata del Kawasaki Halloween Parade, un macro desfile en el que participan miles de personas durante una marcha de más de 2 kilómetros.


Halloween en China


En China, el 31 de octubre no es una celebración festiva, de diversión, sino que en realidad se convierte en un momento del año en el cual los ciudadanos tienen la oportunidad de conectar con sus seres queridos que han fallecido, haciendo regalos a sus espíritus para que se encuentren más cómodos y contentos en el más allá. En general se propone la idea de ser respetuosos con los espíritus y celebrar su vida y su recuerdo por parte de los vivos.

En el país asiático, la fiesta de Halloween es conocida como Teng Chieh. Se colocan varios alimentos delante de las fotografías de los familiares que han fallecido, mientras faroles y linternas se encienden para iluminar el camino de los espíritus en su viaje a la tierra en la noche de Halloween.


Los fieles en los templos budistas diseñan los conocidos "barcos de la ley" a base de papel, y algunos de ellos pueden llegar a ser muy grandes. Estos barcos luego se quemarán cuando caiga la noche. Lo hacen como una forma de recordar a sus muertos y con el fin de liberar a los espíritus de los "pretas" con el fin de que pudieran ascender al cielo.


Los "pretas" son los espí­ritus de los que murieron como consecuencia de un accidente o ahogamiento y cuyos cuerpos, en consecuencia, nunca pudieron ser enterrados. La presencia de "pretas" entre la vida es considerado por los chinos como algo peligroso. Bajo la orientación de los templos budistas, las sociedades se organizan para llevar a cabo ceremonias en honor de los "pretas", que incluye la iluminación con las lámparas. Se invita a los monjes a recitar versos sagrados y las ofrendas de frutas se presentan.


Halloween en Rumanía


En este país se encuentra la casa más terrorífica del mundo, es el castillo embrujado por excelencia: el del conde Drácula. Se dice que por las noches se escuchan ruidos extraños y un olor a sangre emana de los rincones. La tradición es visitarlo a media noche y descender de él conociendo cada lugar. Existen recorridos turísticos destinados a hacerlo por una módica cantidad.


Halloween en Alemania


Aunque también se llama Día de Muertos, dista mucho de la tradición mexicana o la española. En Alemania suelen adornar con temática de Halloween los lugares más tétricos y los castillos más antiguos, como el de Burg Frankenstein con más de mil años de antigüedad.


El Halloween alemán es llamado Fasching . Es un periodo marcado con gran alegrí­a y ocasión. Fasching es un término derivado de la palabra Fasnacht, que significa víspera del comienzo del ayuno.


Los Lingüistas especulan que el Fasching, también es la última bebida servida antes del ayuno cuaresmal. Normalmente implica una celebración o un desfile público que combina algunos elementos circenses, máscaras y la fiesta en la calle pública.


La gente se disfraza durante las celebraciones con bailarines, lanzando papel picado a las cabezas de los asistentes superior y ofreciendo dulces (golosinas) entre la multitud sumado al canto entre el entretenimiento en vivo y baile.


También, para el 31 de octubre, es común ver en las grandes ciudades a grupos de niños caminar en las calles totalmente disfrazados tocando de puerta en puerta para pedir caramelos y dulces de sus vecinos . En parte, esto se debe porque solo once días más tarde, es tradición de hacerlo de igual forma por St Martinstag con sus linternas. Cantan una canción y luego son premiados con productos de panadería y dulces.


En cuanto a los disfraces hay muchas tiendas especializadas de Halloween que, al igual que en América del Norte, se distinguen por su calidad y realidad. Y entre lugares para los recorridos espeluznantes destaca uno de los lugares de Halloween más grandes y populares de Alemania.


Se trata de las ruinas de una fortaleza a 5 km de Darmstadt. Desde la década de 1970 es conocido como el Castillo de Frankenstein y al parecer es el lugar preferido para celebrar este evento. Fue construido por Reiz von Breuberg a mediados del siglo 13 y es allí­ en que se celebran reuniones con la asistencia de locales y visitantes en la noche del 31 de octubre.



Halloween en Noruega


En Noruega, Halloween se celebra a lo grande a través de distintos eventos nocturnos encargados de animar esta jornada tan especial y, para los más culturetas, incluso la apertura de museos por la noche.


La creencia en espí­ritus es bastante potente donde por ejemplo se cree que la popular Fortaleza de Akershus se encuentra habitada por un fantasma.


Por otro lado, Bergen no se queda atrás en esto de los fantasmas, ya que se dice que un espíritu, en concreto el de Anne Pedersdotter todaví­a anda suelto por las calles de la ciudad.


Halloween en España


El Halloween actual que podemos experimentar en España es un fenómeno muy reciente que comienza a extenderse hace unos 15 o 20 años y que hoy en día ha superado todas las barreras culturales. Aquí los niños van de casa en casa pidiendo dulces, es muy fácil encontrarse las calles llenas de disfraces durante la noche de Halloween y por supuesto existen cantidad de fiestas temáticas relacionadas. Incluso los más pequeños disfrutan de desfiles que antes solo podían verse durante carnaval y por supuesto, la noche se llena de eventos en los locales de ocio que llevan la palabra Halloween como reclamo publicitario.


El 31 de octubre en España siempre ha sido la víspera del día de todos los santos que tiene como tradición la visita a los cementerios en los que se recuerda a los seres queridos que han fallecido y se depositan flores en su lugar de descanso. La llegada de Halloween no ha interrumpido para nada esta tradición y se han mostrado perfectamente compatibles, siendo Halloween un alivio centrado en el ocio respecto a la seriedad que supone el día de todos los santos.


Por la noche, existe también en diversas regiones del paí­s la tradición de organizar hogueras en las que se asan castañas asadas que tienen relación directa con aquellos rituales celtas que los irlandeses convirtieron en el Halloween tan popular de la actualidad.

La influencia norteamericana también ha llegado a la programación televisiva y la noche de Halloween podemos disfrutar de películas de miedo en muchos canales.

1,303 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

28891 - Velilla de San Antonio, Madrid, España

Contacto: atencionalcliente@viajestriptour.com