Buscar
  • Trip Tour Blog

Imperio Romano Emérita Augusta (Mérida)


25 años antes del nacimiento de Cristo, el emperador Octavio Augusto tuvo la generosa idea de crear una ciudad de vacaciones para que los legionarios veteranos lo tuviesen como premio tras las duras guerras cántabras . Entonces ordenó construir una especie de resort llamado Emérita Augusta donde la Vía de la Plata cruzaba el río Guadiana.


Se levantaron dos embalses llamados Proserpina y Cornalvo, para poder abastecer de agua la ciudad y se construyeron dos acueductos para traer ese agua. Se edificó un teatro para 6.000 espectadores, un anfiteatro donde cabían 14.000, un circo-hipódromo para 30.000 aficionados a las carreras. También templos, puentes, casas... Una gran parte del maravilloso resort se conserva todavía y es totalmente recomendada su visita.


Teatro romano


Construido bajo el patrocinio del yerno de Augusto, Agripa, entre los años 16 y 15 a.c, momento en el que la Colonia fue promovida como capital de la Lusitania. Se construyó parcialmente en la ladera de una colina, algo que abarató los costes en la obra.


Realmente los romanos no eran muy aficionados al teatro, pero una ciudad de prestigio no podía dejar de tener un espacio dedicado a las artes escénicas.


Este recinto podía acoger unas 6.000 personas, las cuales se distribuían de arriba a abajo según su rango social en tres zonas de gradas, a las cuales se accedía por escalerillas. El espacio semicircular donde se situaba el coro luce hoy un suelo de mármol, aunque este corresponde a una reforma posterior a la construcción del teatro. Lo más llamativo del teatro es su escena, ese magnífico muro de treinta metros de altura decorado con ricos mármoles , estatuas de emperadores divinizados y dioses.


En este frente escénico se encuentran tres vanos, que eran los lugares por los que los actores entraban al escenario , y sobre el central, la valva regia, se encuentra la estatura de la diosa Ceres.


Tras el muro del frente escénico, se encuentra un cuidado jardín porticado y cerrado con muros en cuyas hornacinas en su día habría figuras de miembros de la familiar imperial.

En la denominada Aula Sacra, al fondo de estos jardines, se pueden ver algunas de esas estatuas, como las de Augusto o de Druso el Mayor.


Casa del Teatro


En uno de los extremos del pórtico se puede ver la Casa del Teatro, cuya entrada da a una calzada realizada con lastras de diorita. Sus estancias se articulan en torno a un patio que estuvo porticado y en cuyo centro aún se distinguen restos de lo que debió ser un estanque.

En algunas de las estancias de la vivienda, se pueden distinguir aún restos de mosaicos con motivos vegetales y geométricos.

Anfiteatro


En las tribunas de esta construcción se pueden ver inscripciones talladas que indican que este lugar fue erigido en el año 8 a.C. Se utilizó para espectáculos populares , como luchas de gladiadores, cacerías de fieras y luchas entre animales salvajes en escenarios artificiales que recreaban bosques, selvas o desiertos.


La capacidad del anfiteatro debió de ser de unas 16.000 personas, más del doble que su vecino teatro, del cual le separa una calzada que rodea ambos edificios. También en este lugar las gradas se separaban por clase social, aunque aquí tan solo ha perdurado en el tiempo la cavea ima y parte de la cavea media.


A los lados de las puertas mayores de acceso al anfiteatro hay una serie de estancias a las que aún hoy se puede acceder y las cuales se cree que pudieron funcionar como jaulas para las fieras o lugar donde se preparaban los gladiadores.


Ya en la arena, se puede distinguir un gran foso sobre el cual se colocaba una tarima, dejando así ocultos los mecanismos necesarios para el desarrollo de cada espectáculo que tenía allí lugar. No hay que perderse el acceso a la arena en el que hay figuras de gladiadores, cada uno con su nombre, su vestimenta particular y el papel que tenían en los espectáculos de un anfiteatro romano.


Museo Nacional de Arte Romano


Este museo, es obra del arquitecto Rafael Moneo y en el destacan tanto las grandes dimensiones como el uso del ladrillo o el arco de medio punto, algo que recuerda a construcciones romanas del tipo de las Termas de Diocleciano en Roma.


En su interior, de visita obligada, se encuentra una de las mejores colecciones de escultura y mosaicos de la Península .


Todo se ubica en diferentes salas que a través de las piezas en ellas expuestas y las explicaciones que las acompañan hacen entender como funcionaba una gran ciudad romana y como desde ella se administraba la provincia más occidental del Imperio Romano.

No hay que dejar de bajar a su cripta, la cual alberga restos de viviendas extramuros decoradas con pinturas y restos de algunos enterramientos.


Pórtico del Foro y Templo de Diana


El Templo de Diana se construyó en una gran plaza, con planta rectangular y elevado sobre un podio de granito con molduras. Sobre este, la columnata, la cual en su día estuvo pintada.


Este templo de culto Imperial ha llegado hasta nosotros en muy buen estado debido a que durante siglos sirvió de armazón al Palacio renacentista del Conde de los Corbos, del cual también se conservan algunas partes.


El Pórtico del foro es la única muestra que ha llegado a nuestros días de lo que fue el Foro Municipal de Augusta Emerita. Lo que vemos hoy es parte del pórtico construid o a mediados del siglo I.


Arco de Trajano


El arco de medio punto que se puede ver en la actualidad era el vano central de una puerta con tres arcos realizada con sillares de granito.


Puente Romano


Este puente situado sobre el río Guadiana es uno de los más largos de la antigüedad con casi 800 metros y es una obra de tiempos de la fundación de la Colonia.

Está construido íntegramente de hormigón cubierto con sillares de granito y tienen en total sesenta arcos de medio punto.


Casa del Mitreo


Esta vivienda romana fue construida hacia del siglo I fuera de las murallas de la ciudad. Su gran extensión y la decoración de algunas de sus estancias dejan patente que sus propietarios fueron personajes relevantes dentro de la sociedad emeritense.


En una de las habitaciones de la casa se conserva el mosaico del Cosmos en el que se representa a través de un conjunto de figuras humanas los distintos componentes del universo conocido, desde los elementos terrenos y marinos hasta llegar a los celestes, todos girando alrededor de la figura de la Eternidad .


El recorrido por la casa se realizado sobre unas pasarelas elevadas que permiten apreciar la distribución de las habitaciones en torno al atrium, así como distinguir los restos de varios mosaicos en distintas estancias.


Toda la casa está cubierta para protegerla de las inclemencias del tiempo, excepto sus pequeñas termas, las cuales se pueden ver hacia el final del recorrido.


Columbarios


Un paseo a la sombra de dos hileras de cipreses separa la Casa del Mitreo de un espacio abierto en el que se muestran las diferentes formas de recordar a los muertos y los distintos tipos de ritos funerarios en Mérida a lo largo de la historia.


Todo ello está rodeado de lo que sería un típico jardín funerario romano, en el que plantas como el acanto se mezclan con sarcófagos de piedra.


Las dos construcciones más destacadas del recinto son las grandes urnas cinerarias de las familias de los Voconios y la de los Julios.


Circo romano


El Circo Romano se construyó a finales del siglo I a.C. Durante el Imperio Romano se utilizaba para la realización de carreras de carros, que eran muy populares por lo que el circo era uno de los mayores atractivos para la gente.


Sus dimensiones son espectaculares, con 440 metros de largo por 115 metros de ancho.

El Circo Romano de Mérida tenía una capacidad para treinta mil personas. De esta manera, la mayoría de ciudadanos tenían cabida en las gradas del gran circo para los espectáculos.

Tiene una forma ovalada con una superficie total de unos treinta mil metros cuadrados de arena. La pasión por este tipo de espectáculos dejó una huella imborrable en Mérida con numerosas obras de arte pictóricas, escultóricas, cerámicas o de orfebrería.


Acueducto y Termas de San Lázaro


Las termas se localizan en el Parque Lineal de San Lázaro, al lado del acueducto con su mismo nombre, y fueron construidas a principios del siglo II y utilizadas hasta el siglo III.


Estas termas eran utilizadas por la clase alta romana que asistían a los eventos festejados en el Circo Romano. Pero también disfrutaban de este lugar los jóvenes que celebraban aquí reuniones.


En las termas se puede diferenciar un patio central donde se practicaba lanzamiento de disco o juegos de pelota, y varias salas (sala de vapor, piscinas de agua caliente y piscinas frías). El calor llegaba a estas salas gracias a un horno subterráneo que transmitía calor debajo del suelo y de las paredes.


También se pueden distinguir seis cuadrados de granito, que sería donde se asentaban las columnas .


Templo de Marte


También conocido como “El Hornillo”, es un oratorio dedicado a Eulalia. El pórtico está construido con piezas de mármol que datan del siglo XVII, y perteneció al Templo del Dios Marte.


En la zona frontal se aprecia una inscripción que posiblemente fueron letras de bronce doradas.


La decoración resalta por su minuciosidad y elementos como trofeos de guerra. Por sus características podría haber sido construido en la segunda mitad del siglo II d.c.

Área Arqueológica de la Morería


Siendo uno de los yacimientos más significativos de la presencia romana en Hispania, ayuda a conocer la evolución urbanística de la ciudad en sus diferentes fases (romana, visigoda, islámica, medieval cristiana, moderna y contemporánea).


En el conjunto se encuentran numerosos restos como los de la muralla o varias casas. La entrada principal tiene un escalón de unos 3 centímetros. Tras cruzar un tramo con grava y una oficina de información, hay una rampa que nos sube a la parte alta con vallas de cristal de un metro de altura para que podamos observar la primera parte de la zona.


Acueducto de los Milagros


Este acueducto sigue las cotas del terreno en su construcción y para su realización se han utilizado diferentes materiales como ladrillo, sillarejo, mampostería y roca natural.


Tiene tres filas de arcos, poseía torres de distribución y piscina limaria y un depósito terminal escalonado para la decantación del agua. En la zona del valle de Albarregas tiene una altura de 25 metros.


Los materiales empleados en su construcción, granito y ladrillo, le confieren un original efecto cromático. Sus arquerías de medio punto están reforzadas por arcos a diferente altura.

59 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

28891 - Velilla de San Antonio, Madrid, España

Contacto: atencionalcliente@viajestriptour.com